Dentro del campo de la enseñanza están cobrando cada vez mayor importancia las metodologías relacionadas con el aprendizaje activo. Dentro de este ámbito de “aprendizaje activo” podemos encontrar el aprendizaje basado en tareas, retos o problemas, el aprendizaje por descubrimiento y el aprendizaje basado en proyectos (ABP).

En este artículo veremos el Aprendizaje Basado en Proyectos o ABP. Este método de enseñanza – aprendizaje puede ser aplicado a cualquier etapa del sistema educativo (Infantil, Primaria, Secundaria, FP,…)

1. ¿Que es el aprendizaje basado en proyectos o ABP en educación?

El Aprendizaje basado en Proyectos (ABP) o “Project-based Learning” (PBL) es un método de enseñanza que implementa un conjunto de tareas basadas en la resolución de una o varias preguntas o retos. Mediante un proceso de investigación o creación se debe alcanzar un producto final por parte de los alumnos y alumnas que lo llevan a cabo. En el ABP, el alumnado trabaja de manera relativamente autónoma y un alto nivel de compromiso y cooperación debido a su capacidad motivadora.

Gracias al Aprendizaje basado en Proyectos los alumnos y alumnas pueden acercarse a los contenidos del currículo de forma práctica (los niños “aprenden haciendo”), competencial y multidisciplinar. Es una metodología muy motivadora que parte de los intereses, gustos, inquietudes y contexto del alumnado; y además los convierte en protagonistas de su propio aprendizaje.

En el Aprendizaje por Proyectos, ya no se sigue una disposición de clase magistral en modo unidireccional; sino que el espacio adquiere otro sentido. Los niños y niñas necesitan moverse, trabajar en grupo y relacionarse; por lo tanto ya no es necesario la distribución del aula en filas orientadas hacia el profesor o profesora.

¿Quién creó en el ABP o Aprendizaje basado en Proyectos?

Entre 1850 y 1865, las escuelas de arquitectura de Europa, principalmente en Roma y Paris; empezaron a aprender y trabajar por proyectos. A partir de 1865, el proyecto como herramienta de aprendizaje comienza a aplicarse en ingeniería y en el continente americano. En 1880, se empieza a trabajar por proyectos en las escuelas públicas. A pesar de ello, no es hasta 1965 que se producen una ola de expansión y resurgimiento del aprendizaje basado en proyectos; gracias a las aportaciones de Kilpatrick.

Se considera a William Heard Kilpatrick como el autor del concepto al publicar en 1918 su teoría sobre la “Metodología de Proyectos” (actualmente llamado Aprendizaje Basado en Proyectos). Su método se fundamenta en la creencia de que los intereses del alumnado deben ser la base para realizar proyectos de investigación.

Según Kilpatrick, hay cuatro fases en la elaboración de un proyecto: La propuesta, la planificación, la elaboración y la evaluación; y es el estudiante quien debe llevar a cabo estas cuatro fases y no el profesor.

Características del Aprendizaje Basado en Proyectos

Sus características son:

  • Currículo integrado: Se abordan distintas áreas y disciplinas del currículo a través de un tema relevante
  • Protagonismo compartido: El alumno y alumna son protagonistas de su aprendizaje mientras que el papel del docente es el de aprendiz y no de experto.
  • Inclusivo: Se da respuesta a diferentes ritmos de aprendizaje, intereses y capacidades
  • Es un reto motivador para el alumnado basado en sus intereses e inquietudes
  • Evaluación y reflexión continua: El alumno y alumna se autoevaluan y son evaluados de forma constante para mejorar los resultados del producto final.
  • Socialización y difusión: Permite desarrollar las habilidades sociales, aprender a expresarse en público,…

Ventajas del ABP

Feria de la Ciencia

Entre sus ventajas:

  • Los estudiantes adquieren un rol activo
  • Es motivador ya que el alumnado encuentra el proyecto novedoso, interesante y divertido.
  • El alumno y alumna puede participar, dar su opinión y hablar
  • Fomenta la integración, la autoestima y la socialización
  • Aprenden con la práctica en lugar de memorizando
  • Descubren la aplicación práctica de los contenidos en contextos reales
  • Permite trabajar la interdisciplinariedad entre las distintas áreas y contenidos del currículo
  • Da la oportunidad de aprender métodos de investigación, a usar la biblioteca escolar, a conocer el método científico,…; desarrollando la competencia de aprender a aprender
  • Permite desarrollar la competencia digital al utilizar recursos TIC como Powerpoint, blog, edición de vídeos, diseño gráfico, Scratch, robótica,…

Fases del aprendizaje basado en proyectos

En resumen, la implementación de un proyecto pasa por seis fases (si contamos el diseño previo y la presentación a diferencia de Kilpatrick):

  1. Diseño previo: El equipo docente o el responsable que llevara a cabo el proyecto determina que contenidos se van a trabajar, cuánto durará el proyecto, que producto final buscamos,..
  2. Activación: Para plantear una situación y activar los conocimientos previos del alumnado, no basta con plantear una pregunta o reto. La metodología que utilizamos para presentar el proyecto de forma motivadora es importante. Podemos utilizar un vídeo, un cuento, una noticia de actualidad, una presentación en Powerpoint con imágenes interesantes,… A continuación, el docente explica el producto final que se quiere conseguir y que aprendizajes son necesarios para llevar a cabo la elaboración de dicho producto (lo que los alumnos deben aprender). En esta fase, finalmente el alumnado con la guía del profesor decide los pasos,actividades, grupos de trabajo y materiales para realizar el producto final. En resumen, podemos encontrar en la activación, dos subfases: la motivación y la intención.
  3. Investigación y puesta en común: Para realizar el producto final el alumnado deberá investigar los conocimientos necesarios para ello. En esta fase, los alumnos se dan cuenta de lo que saben y lo que no, recordando los conocimientos previos sobre el tema. La ventaja de este fase es que permite no sólo enseñar al alumnado a buscar en Internet, sino a usar otros recursos como la biblioteca escolar, periódicos, documentales,… Después de la investigación los alumnos y alumnas ponen en común lo aprendido para sacar adelante el proyecto.
  4. Realización y desarrollo: En esta fase se aplica todo lo aprendido durante la investigación para el desarrollo del producto. Para ello, podemos contar con el consejo de expertos. Por ejemplo; si estamos realizando el diseño de una web como producto final, podemos contar un padre, madre u otra persona que sepa de diseño web.
  5. Presentación y difusión: Una vez finalizado el producto debemos presentarlo a una audiencia o público. Por ejemplo: crear un día de puertas abiertas en nuestra semana medieval, grabar en vídeo varios experimentos con luz y difundirlos en la web del colegio,…
  6. Evaluación: Los alumnos y alumnas evalúan los resultados obtenidos y reflexionan sobre su proceso de aprendizaje (autoevaluación). El profesor o profesores evalúan a los alumnos, el éxito del proyecto, su papel docente,…; en relación con los objetivos y criterios de evaluación planteados previamente.

2. Como diseñar un proyecto

Para empezar a diseñar un proyecto podemos partir de una pregunta desafiante relacionada con un objetivo o contenido general, un problema a resolver o investigar relacionado con el mundo real y el contexto del alumnado.

Ejemplos de preguntas o problemas para crear proyectos:

PRINCIPALES CONTENIDOSCUESTIÓN O PROBLEMAPRODUCTO FINAL DEL PROYECTO
Crecimiento, características y desarrollo de las plantas¿Por que las plantas solo florecen en primavera?Crear un huerto escolar
La luz y su descomposición¿Por que nunca podemos alcanzar el final del arco iris?Documental sobre la luz
Las aventuras del ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha¿Por que el libro de Don Quijote se considera una obra universal?Don Quijote en cómic
Geografía y cultura culinaria de España¿Que comían nuestras abuelas y abuelos antaño?Tríptico sobre una ruta culinaria
La vida en la Edad MediaPlanear la semana medievalFeria medieval
Ideas para proyectos

Pasos para diseñar un proyecto

  1. Elegir una idea o tema relevante para el alumnado y relacionarla con el contenido o contenidos que queramos trabajar
  2. Establecer los criterios de evaluación y objetivos: A partir de la idea o tema decidiremos los criterios de evaluación que servirán como guía para saber lo que el alumno y alumna debe lograr, concretar los aprendizajes y acotar el proyecto.
  3. Crear una pregunta orientadora o reto: Debe ser motivadora y estimulante para el alumnado.
  4. Actividades de aprendizaje: Dependiendo del proyecto y de la edad de los alumnos y alumnas podemos planificarlas en conjunto con ellos o proponerselas. Por ejemplo; si vamos a planificar la semana medieval, el alumnado puede proponer el tipo de disfraces o trajes que llevaran de acuerdo a este período histórico. En otro ejemplo, si vamos a planificar un huerto escolar, el equipo docente decidirá que tipo de plantas se podrán cultivar según un presupuesto.
  5. Producto final: Después de determinar la mejor forma de investigar y/o resolver la pregunta o reto planteado sabremos que producto final obtenemos. Por ejemplo: si el alumnado tiene que investigar sobre Don Quijote y Miguel de Cervantes y comunicarselo al resto de la comunidad educativa (alumnos de otras aulas y padres), el producto final puede ser el diseño y creación de un cómic sobre las aventuras de Don Quijote.
  6. Audiencia: El producto ha de presentarse ante un público externo a la clase como los alumnos y alumnas de otras aulas, familias, otros profesores,… Una ventaja de esto es que el alumnado se sienten motivados y orgullosos al ver los resultados de su esfuerzo.

3. Como evaluar el Aprendizaje basado en Proyectos (ABP)

En el Aprendizaje basado en Proyectos hay una evaluación constante por parte del alumnado para sacar adelante, solucionar contratiempos y mejorar el producto final.

Al finalizar el proyecto se puede realizar una asamblea dónde los alumnos y alumnas se autoevaluen, evalúen los resultados del proyecto y obtengan conclusiones. Además el profesor o profesores implicados deben evaluar su actividad docente, el éxito del proyecto y el grado de cumplimiento de los criterios de evaluación por parte de cada alumno y alumna.

4. Aprendizaje basado en Proyectos – Ejemplos

Algunos ejemplos reales de ABP son:

Para finalizar, el éxito de esta metodología o modelo de enseñanza – aprendizaje radica en su uso práctico y su relación con la vida real. En la sociedad actual estamos resolviendo continuamente retos y problemas, inventando soluciones y aplicándolas. De esta forma los alumnos y alumnas que aprenden a resolver problemas, enfrentarse a retos, solventar las dificultades que surgen, buscar soluciones…; estarán mucho más preparados para su vida adulta que aquellos niños y niñas que únicamente reciben clases magistrales o tradicionales.

Si este artículo te ha resultado útil y/o interesante, no olvides compartirlo. Si te has quedado con ganas de más te recomiendo el siguiente artículo sobre el aprendizaje por descubrimiento. No olvides suscribirte a nuestra newsletter. Gracias

Sé parte de nuestra newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.