En los últimos años, ha cobrado cada vez mas importancia del manejo de las emociones y el aprendizaje de valores en la escuela. Pero aún existe una carencia en el desarrollo de la autoestima infantil.

Diversos estudios demuestran que los niños que crecen sin suficiente autoestima se pasan la vida adulta intentando “comprar” el amor de los demás, buscando la opinión ajena y su aprobación; todo para llenar un vacío que provoca infelicidad y les impide desarrollarse como individuos plenos. Un ejemplo de persona con autoestima baja son aquellos adultos que publican fotos constantemente en redes sociales “presumiendo” su vida para conseguir unos “likes” (aprobación).

Además debemos considerar que vivimos en una sociedad que constante nos recuerda que para sentirnos felices debemos tener cosas materiales (sociedad de consumo) o que siempre debemos estar rodeados de gente.

¿Que es la autoestima?

Con frecuencia, hay algunos terminos que se confunden con autoestima como autoconfianza, autoconcepto, autoimagen, narcisismo, egoismo, egocentrismo, amor propio…

La autoestima es la opinión personal que tenemos de nosotros mismos; y no tiene porque regirse por la razón o la lógica. Respecto a esta definición, recordar el efecto Pigmalion, que en esencia, indica que si te dices o te dicen que eres de tal forma, al final te lo puedes acabar creyendo.

Conceptos relacionados con la autoestima

La autoconfianza es creer en si mismo pero de forma que te consideras capaz de hacer algo. Es confiar en las herramientas y conocimientos que posees para afrontar una situación.

El autoconcepto es el conjunto de características físicas e intelectuales que tenemos. Por ejemplo, ojos verdes, nariz pequeña, capacidad de hablar otro idioma,…

La autoimagen es la imagen mental que tenemos de nosotros mismos, no solo los rasgos físicos sino también los intelectuales. Las personas con anorexia o bulimia tienen una autoimagen distorsionada de si mismos, ya que se ven con exceso de peso, cuando no es así.

El narcisismo es una admiración exagerada de si mismo y sus cualidades físicas e intelectuales. En otras palabras es un exceso de autoestima.

El egocentrismo es pensar solo en nosotros mismos, sin pensar en los demás o sus necesidades. Es decir, creerse el centro del universo.

El amor propio es el afecto que sentimos por nosotros mismos. Es importante en el desarrollo de una autoestima fuerte; quererse, mimarse y hacerse respetar en los momentos de la vida que sea necesario.

¿Quien descubrió la autoestima?

El concepto de autoestima fue acuñado por primera vez por William James (1842-1910), un filosofo y profesor de psicología estadounidense. James en su obra “Los principios de la psicología” estudia el desdoblamiento de nuestro “Yo – global” en un “Yo – conocedor” y un “Yo- conocido”; del que nace la autoestima.

Cabe también destacar las aportaciones de Abraham Maslow y Morris Rosenberg.

¿Quien fue Abraham Maslow?

Abraham Maslow (1908-1970) fue un psicólogo estadounidense de origen ruso y judío. Ademas es uno de los fundadores de la psicología humanista, una corriente psicológica que estipula que la tendencia humana básica hacia la salud mental, se manifiesta como una serie de procesos de búsqueda de auto-actualización y auto-realización.

Su contribución a la autoestima reside en el estudio de las necesidades humanas básicas, tanto psicológicas como físicas; en la llamada pirámide de Maslow.

Maslow establece la autoestima como la cuarta necesidad básica después de las necesidades fisiológicas, de seguridad y de aceptación social.

¿Quien fue Morris Rosenberg?

Morris Rosenberg, doctor en Sociología por la universidad de Columbia, publicó en 1965 el libro “La sociedad y la autoestima del adolescente”; donde presento su escala para medir la autoestima.

La escala de la autoestima de Rosenberg (RSES) es un cuestionario que permite medir la autoestima en base a una escala de 40, repartidos en 10 ítems o oraciones que el paciente debe valorar.

Tipos y ejemplos de autoestima

El doctor Luis Hornstein establece 4 tipos de autoestima:

  • Autoestima alta y estable: Este grado de autoestima aparece en aquellas personas que no se dejan influir por las opiniones de los demás, defienden su punto de vista de forma calmada y no se derrumban fácilmente ante las dificultades de la vida.
  • Autoestima alta e inestable: Estas personas presentan una autoestima alta pero no pueden mantenerla a lo largo de mucho tiempo. Se desestabilizan en ambientes estresantes y no aceptan el fracaso.
  • Autoestima estable y baja: Estas personas se infravaloran en todo momento y no confían en si mismas. Son indecisos, ya que temen equivocarse; y buscan el apoyo de otra persona.
  • Autoestima baja e inestable: Estas personas prefieren pasar desapercibidas y piensan que no pueden lograr nada. Ademas son sensibles e influenciables; y les cuesta enfrentarse a otra persona, aunque no tenga razón.
  • Autoestima inflada: Estas personas tienen un exceso de autoestima y se consideran mejores a los demás (narcisistas).

Aunque la anterior escala es mas aceptada en términos científicos, existe otra forma de establecer los diferentes tipos de autoestima, la clasificación de Ross, y que es mas conocida en la cultura popular:

  • Derrumbada o baja: Estas personas no se aprecian a si mismas y no se sienten cómodos en su vida. Son sensibles e influenciables. Pueden sentir pena de si mismos, e incluso vergüenza.
  • Vulnerable o regular: Esta persona tiene un buen autoconcepto, pero su autoestima es frágil ante las situaciones negativas. Por lo tanto, intenta evitar estas situaciones mediante mecanismos de defensa o muros emocionales.
  • Fuerte o elevada: Es tener una autoestima y autoconcepto lo suficiente fuerte para no dejarse influir por las dificultades de la vida.

¿Como se adquiere la autoestima en la infancia?

Un niño con exceso de autoestima puede ser un adulto narcisista

El nacimiento de la autoestima comienza desde la más tierna infancia, junto con el desarrollo de la personalidad. Cuando somos bebes, nuestra familia nos hacen sentir seguros y protegidos. Con el paso del tiempo nos ayudan a desarrollar nuestras habilidades y capacidades. Y, junto con el ambiente social y escolar nos proveen de lo necesario para confiar en nosotros mismos y adquirir los conocimientos y actitudes necesarios para desenvolverse en la vida adulta.

Por lo tanto, la autoestima es un proceso de construcción que nace en la infancia y, se continua desarrollando en la adolescencia y adultez.

Recalcar que aunque la construcción de una autoestima fuerte parte de los primeros años de vida, hay muchas personas que han mejorado y construido su autoestima muchos años después. Nunca es tarde para mejorar.

¿Cual es la importancia de la autoestima?

El motivo por el que necesitamos tener una alta auto – valoración es porque es necesaria para desarrollarse en la vida y enfrentarse a las dificultades y problemas que esta plantea, sin dejarnos influir por otras personas sin criterio alguno; y saber lo que queremos en cada momento y ser capaces de luchar por ello.

Consecuencias de una baja autoestima

Las consecuencias de una baja autoestima en la infancia pueden, si no se pone remedio, arrastrase hasta la adultez e incluso derivar en graves consecuencias.

Consecuencias de la baja autoestima en niños

  • Problemas en la formación de la personalidad: Como comportamiento disruptivo o incluso siendo una posible victima del bullying o acosador de otros niños.
  • Inseguridad para realizar actividades propias de su edad
  • Miedo al fracaso y a lo desconocido
  • Aislamiento: Dificultades en las relaciones sociales e interacciones provocando que prefiera jugar solo; a afrontar su timidez.
  • Depresión: El niño con baja autoestima se siente triste y pierde el interés por las cosas.
  • Dificultades en los estudios o bajas calificaciones
  • Ser conformista y no luchar por lo que se quiere
  • En casos graves, problemas de salud en la infancia y/o adultez como insomnio, hipertensión, trastornos alimenticios, autolesiones, …
  • En la vida adulta, relaciones insanas e incluso toxicas

¿Como influyen los padres y profesores en la autoestima del niño?

Los padres son los primeros que ayudan en la construcción de la autoestima. Los hijos con baja autoestima, generalmente tuvieron padres y madres que nos le ayudaron a el crecimiento de su autoestima; e incluso lo entorpecieron. Por ejemplo padres con baja autoestima (se predica con el ejemplo), padres demasiado exigentes o críticos, padres poco afectuosos,…

Es importante la cooperación familia – escuela en la adquisición de cualquier aprendizaje por parte del niño; pero en la autoestima, el rol de docente será identificar los niños con baja autoestima (o los niños con exceso de ella), establecer acciones tutoriales para fortalecerla y así contribuir al desarrollo pleno del niño.

¿Como identificar una autoestima baja en niños?

Dentro del aula podemos detectar un niño con baja valoración de si mismo por las siguientes señales:

  • Retraimiento y pocas habilidades sociales
  • Preferir la soledad
  • Dependencia excesiva de los padres
  • Quieren que se lo hagan todo porque le falta confianza
  • Es inseguro y se asusta con facilidad
  • Es exigente y perfeccionista
  • Somete a amigos y hermanos mediante la humillación
  • Poco sentido del humor
  • No es capaz el lado positivo de las cosas

¿Como fomentar la autoestima en casa?

12 consejos para padres

Para ayudar a construir una autoestima fuerte en nuestros hijos debemos darles:

  • Tiempo: Leer un cuento, jugar juntos, pintar,… Es decir “tiempo de calidad”, pero también de cantidad, para evitar que el niño se sienta solo o abandonado. No basta con dedicarle una hora a la semana a hacer una actividad especial, debemos estar allí para el momento en que el niño nos necesite.
  • Amor incondicional: Esto no significa darle todos los caprichos al niño. Debemos entender que en la vida no todo se consigue y educar a un niño para que crea que con un berrinche pude conseguirlo todo es engañarles y perjudicarles de cara al futuro. Hay que enseñar a los niños a lidiar con la derrota, el fracaso y la frustración, pero sin ir a extremos.
  • Aceptación: Los niños deben ser aceptados, reconocidos y queridos por como son. Un error de algunos padres es intentar que sus hijos sean lo que ellos no pudieron y que ejerzan una presión excesiva con demasiadas exigencias y peticiones.
  • Efecto Pigmalion positivo: La importancia de la comunicación es esencial en toda relación. Especialmente en los niños, los mensajes negativos constantes como ” eres como tu madre”, “aun no has hecho lo que te pide” , “por que no has sacado mejor nota en el examen”… ; es causa del desarrollo de una baja autoestima, e incluso de fracaso escolar entre otras consecuencias.
  • Celebrar las pequeñas victorias y logros: El reconocimiento del esfuerzo del niño o niña y animarle a afrontar nuevos retos es esencial para el desarrollo de la autoestima. No es solo reconocer los logros, sino también el buen comportamiento.
  • Enseñar al niño a hacer criticas constructivas: No es lo mismo decir ” eres un inútil” que “hoy has fallado pero has aprendido lo que funciona y lo que no. La siguiente sera mejor”. Tan importantes son las palabras como decirle al niño con hace algo mal. Aquellos niños que nunca reciben retroalimentacion por su mal comportamiento se convierten en adultos consentidos y narcisistas.
  • Expresar el afecto: Los abrazos, besos y palabras de afecto son necesarias para que el niño se sienta querido.
  • No comparar: Hacer comparaciones entre hermanos, decir ” yo lo hacia mejor a tu edad”,…; puede ser causa de daños emocionales y una autoestima baja.
  • Predicar con el ejemplo: Enseñar la conducta adecuada a través del ejemplo. El niño que crece en un ambiente de respeto, sera respetuoso en la adultez. Otra forma de inspirar a superarse al niño o tener otros ejemplos de conductas seria mediante la lectura de biografías de personas exitosas.
  • Enseñar al niño o niña a identificar sus cualidades y habilidades.

¿Como fomentar la autoestima en el aula?

Para modelar de manera positiva la forma en que los niños se ven a si mismos podemos recurrir a la siguiente metodología:

  • Usar frases motivadoras y felicitar los logros
  • Ponerles retos y responsabilidades
  • Criticar las malas acciones y no al alumno, es decir no etiquetar
  • Incluir contenidos de autoconocimiento en la programación
  • Animarles a seguir intentando hacer las cosas, enseñarles a aprender de sus errores y a lidiar con el fracaso
  • Creer en ellos y demostrárselo
  • Predicar con el ejemplo, ya que todas las conductas son aprendidas
  • Cultivar la propia autoestima

Actividades, técnicas y dinámicas para mejorar la autoestima

Algunas actividades que podemos usar en el aula para aplicar lo anteriormente expuesto son:

  • Felicitar los cumpleaños de nuestros alumnos. Podemos pedirles a sus compañeros que hagan un dibujo para el cumpleañero o que todos firmen una tarjeta hecha en clase.
  • Usar alumnos y alumnas como encargados de los materiales, de repartir,… e ir cambiándolos para que todos tengan la oportunidad de ayudar.
  • Utilizar recursos como cuentos infantiles o películas para reflexionar sobre su propia valoración y los sentimientos que se generan de ella. Por ejemplo “La historia interminable”, “El guardián de las palabras”, “Frozen”,…
  • Usar tests y actividades de autoconocimiento que permitan descubrir sus habilidades. Por ejemplo, una actividad seria que por parejas, cada niño dijera tres cualidades de su compañero (y de paso podemos trabajar los adjetivos)
  • Cantar canciones infantiles como “Soy capaz”,…
  • Realizar actividades de educación emocional

La autoestima del maestro

Para finalizar, citar las siguientes palabras, a modo de reflexión, sobre la importancia de la autoestima en el docente:


“Un docente con baja autoestima no actúa en las mejores condiciones para la formación de sus alumnos, ni para su propio desarrollo profesional. Concretamente, la baja autoestima docente parece actuar como fuente generadora de dificultades de aprendizaje del propio profesor, relacionada con la práctica de la enseñanza”

De la Herrán Gazcón (2004)

Por lo tanto, el docente debe tener conciencia de si mismo, autorregulación emocional, motivación, empatía, habilidades sociales y una buena valoración de si mismo para lograr todas sus metas profesionales.

Si te ha resultado útil este artículo, no olvides compartirlo o deja un comentario

Participa en nuestra encuesta

¿Que contenidos deberían trabajarse en mayor profundidad en los colegios e institutos?

Muchas gracias por participar.

Sé parte de nuestra newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.