¿Que es el Trastorno Negativista Desafiante o TND?

El Trastorno Negativista Desafiante (TND) o Trastorno Oposicionista Desafiante (TOD) es un conducta negativa, desobediente, hostil y desafiante de forma recurrente de al menos 6 meses; hacia la representación de la autoridad. Es una de las causas del mal comportamiento en el aula.

Es un trastorno de la conducta que se estima que sufren entre 2 y el 16% de la población; y puede ser una de las causas del fracaso escolar. Este trastorno puede aparecer simultáneamente en personas con TDAH (entre un 38 y 64% de las personas con TDAH lo desarrollan), trastornos del aprendizaje, depresión, ansiedad, trastorno bipolar o disocial (si fuera así no se le considera un trastorno sino una parte de otro trastorno). Por lo tanto, su detección precoz y las medidas para tratarla son de suma importancia.

El niño

Tener en cuenta, que en ocasiones los niños pueden tener síntomas parecidos a este trastorno, pero son pasajeros y propios de la edad.

Este trastorno también es conocido como Trastorno de las ansias de libertad.

Características del Trastorno Negativista Desafiante (TND)

Los niños con Trastorno Negativista Desafiante presentan las siguientes características comunes:

  • Este trastorno suele iniciarse entre los 3 y 5 años de edad.
  • Se enfadan con frecuencia y pierden fácilmente la paciencia.
  • Discuten y retan continuamente a los adultos. Pueden usar palabras hirientes.
  • Suelen molestar e importunar a las personas que les rodean.
  • Culpan a los demás de sus errores
  • Suelen estar resentidos con todo lo que les rodea y pueden ser vengativos
  • Tienden a tener problemas académicos
  • Son mentirosos y no cumplen sus problemas
  • No les gusta participar en actividades
  • Las conductas pueden aparecer en un solo entorno o en varios (escuela, hogar, trabajo, parque,…)
  • En las niñas, la agresividad puede manifestarse de manera indirecta (mentiras, rumores falsos,hacer el vacío,…)

Origen y tratamiento

No se sabe a ciencia cierta el origen de este trastorno. Algunos estudios indican como causas el desarrollo y el sobre-proteccionismo en el hogar. Otros estudios lo establecen como consecuencias de conductas negativas en el entorno del niño (castigos, malos modelos de conducta,…). Extremos nunca son buenos.

Su detección se realiza tras una evaluación psicológica completa sobre su salud general y las situaciones en las que se presenta el trastorno.

Para su tratamiento pueden aplicarse la enseñanza de técnicas de habilidades sociales, terapia familiar, terapia cognitiva, psicoterapia… Solo se recurre a la medicación si presenta otros trastornos.

Pautas educativas para tratar a los niños con Trastorno Negativista Desafiante

Pautas para padres

  • Dar instrucciones claras y establece limites
  • Elogiar los buenos comportamientos
  • Demostrar aceptación y amor incondicional
  • Se un modelo de comportamiento para tu hijo
  • Piensa bien antes de actuar
  • Establece rutinas diarias y asigna alguna tarea doméstica
  • Pasar tiempo juntos de calidad
  • Trabaja en coordinación con el resto de la familia y la escuela
  • No entrar en su juego y retirar la atención ante la mala conducta

Pautas en el aula y la escuela

  • Usar técnicas de modificación de conducta (aquí puedes encontrar un articulo sobre esto)
  • Explorar y descubrir como el niño percibe la autoridad y las reglas
  • Reconocer y premiar las buenas conductas
  • Ayudar a restaurar la autoestima del niño (para saber más sobre autoestima pulsa aquí)
  • Establecer reglas, limites y consecuencias al mal comportamiento de forma clara
  • Identificar los desencadenantes de los enojos y sus sentimientos
  • Evitar el etiquetamiento del niño

Si te ha gustado este artículo no olvides compartirlo. Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *