¿Que es la disciplina positiva?

La disciplina positiva es un modelo educativo nacido en los años 20 gracias al trabajo de Alfred Adler y Rudolf Dreikurs. Este modelo de crianza permite comprender el comportamiento de los niños y abordar su actitud de forma positiva, afectiva, firme y respetuosa. Aunque pudiera parecer lo contrario, es una técnica que no cae en la permisividad pero tampoco en el control excesivo. Se basa en la premisa en que los niños se comportan mejor cuando se sienten mejor.

Esta metodología no utiliza premios ni castigos. ¿Pero como consigue que se cumplan las normas y no se sobrepasen los límites? Para ello, se basa en la autonomía del niño; en identificar las razones detrás de un mal comportamiento, educar con tiempo y paciencia.

El sentido de autonomía implica que el niño es libre de explorar dentro de unos límites marcados por los padres y profesores. Para evitar, que los niños no sobrepasen los límites hay que acondicionar el espacio a prueba de niños; y evitarles aquellas situaciones en que asuman responsabilidades para las que aun no están preparados. Por ejemplo; si no queremos que un niño rompa un vaso lo ponemos fuera de su alcance. Tampoco debemos decirle a un niño de 6 años que si se pelea con otros niños en el patio del colegio, que aprenda a defenderse el solo.

Por otro lado, un niño con demasiados límites perderá su autonomía y no le enseñara a enfrentarse al mundo el día de mañana.

Ventajas de la crianza positiva

Algunas de sus ventajas son:

  • Propicia una relación de amor y respeto entre padres e hijos
  • Previene y corrige malas conductas
  • Ayuda a los niños a sentirse conectados
  • Establece firmeza y amabilidad al mismo tiempo
  • Es efectivo a largo plazo, a diferencia del castigo
  • Enseña habilidades sociales y de vida
  • Invita a los niños a descubrir sus capacidades
  • Enseña a enfrentar y resolver problemas
  • Los niños educados con disciplina positiva son más amorosos, sociables, empáticos y cooperativos.

Autores sobre disciplina positiva

El sentido de pertenencia es el origen del mal comportamiento

Alfred Adler y Rudolf Dreikurs

Alfred Adler fue un médico y fisioterapeuta austriaco, fundador de la psicología individual. Estudio los complejos de inferioridad y superioridad.

Rudolf Dreikurs fue un psiquiatra y educador estadounidense. Fue discípulo de Adler. Dreikurs estudio el origen del mal comportamiento. Determino que la primera meta de todos los seres humanos es el sentimiento de pertenencia. Cuando se comportan mal, los niños buscan esa pertenencia por cuatro metas erróneas:

  1. El deseo de atención. La creencia equivocada detrás de este objetivo es que “yo solo pertenezco cuando me haces caso”
  2. La búsqueda de poder (solo pertenezco cuando soy el jefe o al menos cuando no dejo que me mandes)
  3. Deseo de venganza, si han sentido que en la lucha de poder han salido perdiendo (no pertenezco, pero al menos te puedo hacer daño)
  4. Incapacidad o evitación, si no han logrado ninguna de estas metas se sienten menos válidos (no puedo pertenecer al grupo, me rindo)

Jane Nelsen

Jane Nelsen es una psicóloga y educadora; y autora de libros sobre crianza o disciplina positiva.

Nelsen, en su libro “Como educar con firmeza y cariño” establece cinco criterios a tener en cuenta sobre la disciplina positiva:

  • Es amable y firme al mismo tiempo (respetuosa y motivadora)
  • Ayuda a los niños a sentirse importantes (establece una conexión con ellos)
  • Es eficaz a largo plazo
  • Enseña valiosas habilidades para la vida
  • Ayuda a que los niños desarrollen sus capacidades y sean conscientes de ellas

Marisa Moya

Marisa Moya, maestra, psicóloga y formadora en disciplina positiva nos deja una interesante reflexión sobre la eficacia del castigo.

Disciplina positiva en el aula y en el hogar

Las pautas para aplicar la metodología de la disciplina positiva son:

  • Empatiza con el niño. Ponte en su lugar y entiende las razones por las cuales hace lo que hace. Trabaja para cambiar esas creencias y razones en lugar de tratar de cambiar simplemente el comportamiento.
  • Ayuda a trabajar con la técnica del cerebro pleno. Esto quiere decir, a grosso modo, que ayudemos al niño a usar la parte racional de su cerebro y a conectarla con la emocional.
  • Se un ejemplo para el niño/a.
  • Se firme en tus decisiones, límites y normas pero con amabilidad y con cariño.
  • Dialoga con el niño/a
  • Da indicaciones en positivo
  • Usa el error como fuente de aprendizaje, mediante preguntas y reflexión.
  • Enfocate en las soluciones, y no solo en el problema, haciendo al niño/a participe en las mismas.
  • Desarrolla la autonomía del niño
  • Critica la acción y no a la persona. No dañes la autoestima del niño.
  • Realizar asambleas o reuniones para buscar soluciones al mal comportamiento y a los conflictos.
  • Eliminar la creencia que para que un niño se comporte
  • Dejar un tiempo para que se tranquilicen

Por lo tanto, los niños con mal comportamiento solo buscan el sentido de pertenencia y sentirse acompañados y escuchados. Para certificarse en disciplina positiva, la Asociación Disciplina Positiva España establece cursos y talleres de formación, que permiten certificarse con validez internacional. Aquí os dejo el enlace.

Si este articulo te ha parecido útil, no olvides compartirlo. Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.